dilluns, 1 d’octubre de 2007

Rébeca López, viuda de Mario Santiago Papasquiaro, nos ha mandado este comunicado:

FONDO DE CULTURA ECONÓMICA DE ESPAÑA

Madrid, 1 de octubre de 2007.

REBECA LÓPEZ GARCÍA, ESPOSA DE MARIO SANTIAGO PAPASQUIARO, HABLA SOBRE EL ESCRITO “EXTRAVIADO” AL QUE SE REFIERE PONÇ PUIGDEVALL EN ESTE BLOG

Rebeca López García, esposa de Mario Santiago Papasquiaro, nos ha aclarado a qué texto se refiere Ponç Puigdevall, crítico de El País, cuando en la entrevista publicada en el blog del Festival de Literatura Mexicana Fet a Mèxic, dice: “[…] Yo de Mario Santiago (Papasquiaro) no había leído absolutamente nada, al margen de los poemas que salían en Hora de poesía. Y (Roberto) Bolaño me dijo: “Yo tengo una novela suya”. Una novela que no es novela, sino más bien una mezcla, un... un texto, por decirlo de manera estructuralista. Y un día que fui a Blanes, con un perro que se llamaba Book y que era muy malo, me la dio. No sé cómo la había conseguido. Ni de qué época es. No sé nada de nada. Sólo la leí por curiosidad, porque Bolaño me hablaba mucho de Mario Santiago. De manera que me la quedé y la leí. Recuerdo que tenía intensidad verbal, que estaba muy bien escrita y que no tenía ningún argumento... Pero ya te digo, ha sido ahora, a posteriori, que me he dado cuenta de lo que me dio Bolaño. Aunque de hecho no me lo diera: me lo prestó. ¿Qué más? No se parecía a la literatura que hacía el propio Bolaño y tenía unas cien páginas, quizás un poco menos. No tengo más memoria de lo que leí. Sólo recuerdo esto que os digo: una cierta intensidad verbal. Fluorescencias verbales y efervescencias morales.”
Rebeca López García, explica: “Hace muchos años, Santiago estuvo en España, donde convivió nuevamente con Roberto Bolaño. Cuando Santiago regresó a México dejó en España algunas cosas, entre ellas, el texto que se llama Sueño sin fin, "escrito entre enero y agosto de 1977, dando vueltas por París y Barcelona"; es efectivamente, un poema de larga extensión y muy intenso en imágenes. En 2001, Roberto Bolaño me escribió; quería pedirme que le permitiera publicarlo en una editorial independiente en Logroño. Bruno Montané, Mario Raúl Guzmán y yo, nos dedicamos a revisar y corregir ese texto para que se editara; el proyecto no se logró porque cerró la editorial. Roberto tenía, entre sus cosas, una copia de este documento (que, reitero, no se trata de una novela). Seguramente Roberto le compartió ese texto a Ponç Puigdevall. Del tal suerte, que ese texto no tiene nada que ver con la antología Jeta de santo, el libro que se publicará en el FCE; de hecho, en el momento de hacer la selección de los materiales que la integrarían, Mario Raúl Guzmán y yo, después de leer más de mil cuartillas de poemas, decidimos que no estuviera aquí, en parte por dar prioridad a Consejos de 1 discípulo de Marx a 1 fanático de Heidegger, un texto tan extenso como Sueño sin fin, poema que formará parte de una segunda antología”.

1 comentari:

Anònim ha dit...

Your blog keeps getting better and better! Your older articles are not as good as newer ones you have a lot more creativity and originality now keep it up!